Actividades














Mi foto
Buenos Aires, Argentina
*Danza Contemporánea *Danza Experimental *Entrenamientos de energía y Meditación *Pilates+Yoga *Astrología

Seguidores

miércoles, 6 de junio de 2007

Técnicas



¿Puedes mantener tu alma en su cuerpo,
Sujetarte bien al único
Y aprender así a ser de una pieza?
¿ Puedes concentrar tu energía,
ser suave, tierno,
y aprender así a ser niño?

¿Puedes conservar el agua profunda quieta y clara
de manera que refleje sin distorsión?
¿ Puedes amar a la gente y hacer cosas,
y hacerlo sin hacer?

Abrir, cerrar la Puerta del Cielo,
¿ puedes ser como un pájaro y sus polluelos?
Atravesando con brillo penetrante el cosmos,
¿ Puedes saber sin saber?

Dar a luz, alimentar,
llevar y no poseer,
actuar y no reivindicar,
dirigir y no gobernar:
tal el poder misterioso.


Tao Te King


La Representación corporal

Mi cerebro guarda la fotografía
De una niña que juega con su muñeca
Bajo la mirada sonriente de sus padres
Y la de una joven
Sentada en un bar estudiantil
Tomando una taza de café
Y la de una mujer
Estrechándose sobre una máquina de escribir
Y guarda también
La muñeca,
La mirada de los padres,
El bullicio,
La silla
Y la máquina
Y además la mano que juega, la mano que toma la
taza de café, la mano que golpea la máquina.
Pero mágicamente destruye todo
Ante la fuerza arrolladora de este instante.


........................................................................................................................................

Modelo para armar

Así como la sensación es un disparador de conductas en el ser humano,
también es el punto de partida para la construcción del esquema y de la imagen; la conexión entre el modo de pensar de la neurología y el de la psicología; la convergencia entre la conciencia y el inconsciente corporal, entre lo conocido y lo desconocido en el cuerpo.
La representación corporal se configura por una asociación estructurada de sensaciones que provienen de los sentidos. Por intermedio de esta representación, esquema e imagen son integrados en la conducta, en el movimiento, en la postura, pasando por los diversos centros nerviosos que aportan diferentes calidades, o distintas experiencias emocionales.
Las sensaciones que alimentan la representación provienen de los sentidos más ortodoxos- vista, oído, tacto, gusto, olfato- pero también de otros menos conocidos. Hay una sensibilidad superficial y una profunda. La sensibilidad superficial abarca sensaciones térmicas, táctiles, dolorosas. La profunda, con denominaciones específicas, se refiere a la sensibilidad en relación con sensaciones vinculadas a la presión, al peso, vibratorias, al sentido del movimiento, al sentido de la posición, a las sensaciones dolorosas profundas viscerales. Sensaciones que llegan desde el interior del cuerpo, de los receptores, de las articulaciones.
También sensaciones que provienen de otros cuerpos. La mirada, la postura, el cuerpo de los otros, nos van construyendo la representación. Sin el conocimiento del cuerpo del otro, sería imposible el conocimiento de nuestro propio cuerpo y la estructuración de su representación dentro de cada uno.
Schilder, que ha investigado con detenimiento este tema, concluye que el conocimiento del cuerpo propio es secundario al conocimiento del cuerpo de los demás. Esta afirmación me ha sido útil para pensar en la existencia de una
‘’ representación corporal de la pareja’’ y de una ‘’ representación corporal de la familia’’, que actuarían en cada representación corporal.
El cerebro pone orden y da la orden. Una red de catorce mil millones de células interconectadas hacen posible el aprovechamiento de los mensajes corporales.
Los dos hemisferios del cerebro son verdaderamente dos cerebros diferenciados, especializados. El izquierdo controla el lado derecho del cuerpo y el hemisferio derecho, el izquierdo (con excepción de las personas zurdas).
El hemisferio izquierdo razona, habla; el otro es la metáfora. Este es un tema de gran interés en la temática más general del lenguaje del cuerpo. Diversas experiencias corporales buscan desarrollar el hemisferio de las intuiciones antes que el de los razonamientos; el hemisferio de la imagen antes que el de las palabras. Frente a una educación más mentalista, orientada en la dirección del hemisferio izquierdo, ponen énfasis en una educación de la sensibilidad como un instrumento del aprendizaje.
Una verdadera educación física, que aproveche todas estas ideas, se preocupará por ser una educación para los sentidos. Se interesará en despertar la sensibilidad y su expresión en la conducta del cuerpo y del cerebro como objetivo importante.
Hasta que se completa la maduración del cerebro, en los primeros años de vida, en el niño están abiertos los canales para un libre contacto con las sensaciones. En esta etapa se sientan las bases de un pensamiento no desconectado de las percepciones corporales. Esto no debería significar hacer de los dos hemisferios una nueva ideología de los dualismos. Tenemos varios cuerpos posibles, aunque muchas veces vivimos en el mismo cuerpo. La indagación de la representación corporal es ir al encuentro de esas posibilidades.

Susana Kesselman
El Pensamiento Corporal
Paidós





No hay comentarios: